miércoles, 31 de octubre de 2012

Albert Camus y su filosofía del absurdo.





  Albert Camus (7 de noviembre de 1913 - 4 enero de 1960) fue un filósofo, ensayista, novelista, dramaturgo y periodista francés nacido en Argelia, que fue galardonado con el Premio Nobel  de Literatura en 1957. Camus fue la segunda persona más joven en recibirlo, después de Rudyard Kipling.

  Murió en un accidente de automóvil sólo tres años después de que se le concediera dicho galardón. 

  Con frecuencia se le asocia con el existencialismo, pero Camus prefirió ser conocido como un hombre y un pensador, más que como miembro de una escuela filosófica determinada.

  En una entrevista, en 1945, Camus rechazó cualquier asociación ideológica: "No soy un existencialista, Sartre y yo siempre estamos sorprendidos de ver nuestros nombres vinculados"

  La filosofía del absurdo, nacida de Camus, establece que los esfuerzos realizados por hombres y mujeres para hallar el significado total y previamente determinado dentro del universo fracasan debido a que no existe tal significado, al menos en relación con el ser humano. Por tanto, propugna que el sentido último de la existencia es la creación de una significación particular, propia, puesto que la vida es insignificante por sí misma, y que la inexistencia de un sentido supremo en la vida de las personas es una situación de regocijo y no de desolación. Así pues, cada persona es libre para moldear su vida, con lo que se construye  su propio porvenir.

  Según Camus, la vida humana carece de sentido, de meta, pero esto no nos tiene que sumir en la desesperación o en la apatía más profunda, pues es el propio ser humano el que va creando su futuro.

    "Aceptar el absurdo es la única alternativa admisible al injustificable salto de fe que constituye la base de todas las religiones".

9 comentarios:

  1. ¿La frase que citas al final corresponde a Albert Camus?
    "Aceptar el absurdo es la única alternativa admisible al injustificable salto de fe que constituye la base de todas las religiones".

    ResponderEliminar
  2. Sí, la cita es del propio Camus.

    Julio C. Llamas.

    ResponderEliminar
  3. Que casualidad que en este mismo día tenga una prueba de filosofía sobre la filosofía del absurdo y hayas respondido ayer su pregunta.

    Con respecto a la frase, es lo que lo transforma a Sísifo en el autentico hombre absurdo, que reconoce que su castigo no tiene finalidad alguna y no por ello cae en la tristeza y la amargura, sino que con más razón lleva a cabo su tarea. Es lo que en principio aclara Camus, que aunque su filosofía aparenta a la abdicación y la rendición ante la vida, es todo lo contrario, hay que afrontarla y sentirse rebelde a ella, no cabe en darse cuenta de lo absurdo, sino que mediante lo absurdo uno debe rebuscar su significado, aunque temporal.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, Gaby, lo has explicado bien. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. En si, ¿Cual es el pensamiento o idea principal de Camus?

    ResponderEliminar
  6. Buenos días, Lady Michaelis.
    Una de las ideas principales sería que la vida carecería se sentido. Pero esto no nos tiene que hacer caer en la amargura o en la desesperanza, sino que la vida hay que aprovecharla para buscar una meta o metas propias, un "sentido" aunque sea temporal.

    Julio C. Llamas Rodríguez.

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes
    Me gustaría saber su opinión acerca de este tema
    me podrían contactar en: nicolasrc1999@gmail.com
    Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Buenas tardes me gustaría saber de dónde extrajiste ésta frase?
    "Según Camus, la vida humana carece de sentido, de meta, pero esto no nos tiene que sumir en la desesperación o en la apatía más profunda, pues es el propio ser humano el que va creando su futuro."

    ResponderEliminar
  9. La extraje de uno de sus libros (ahora no recuerdo qué libro es concreto).

    ResponderEliminar