sábado, 25 de mayo de 2013

¿De qué materiales están hechas las trompetas y los otros instrumentos de viento-metal?


                                       
Trompeta Monette

Detalle de un grabado en una trompeta Monette
                                         


  En las épocas más remotas, las trompetas estaban fabricadas con cuernos de animales, conchas de moluscos, huesos ahuecados, distintos tipos de cañas, barro cocido, troncos vaciados, etc. Más tarde, con el descubrimiento de los metales, se empezaron a hacer de bronce.
   En un principio,  las trompetas no tenían boquilla y se tocaban hablando o chillando en su interior, como si fueran una especie de altavoz. Hay que recalcar que estos tipos de instrumentos musicales rudimentarios no eran propiamente una trompeta, sino, más bien, los antepasados de ésta. De todos estos primitivos instrumentos nacerían posteriormente otros,  como la trompeta, el trombón o la trompa.

  Ya en la Edad Media, las trompetas fueron construidas con bronce fundido, planchas de hierro, cobre o incluso en plata y oro para eventos y ceremonias determinadas. En los sucesivos periodos históricos también siguieron construyéndose con estos tipos de metales, y fue en la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX cuando se generalizó el uso del latón. Este material, en el que suelen estar fabricadas actualmente casi todas las trompetas, y el resto de los instrumentos de viento-metal, es una mezcla de cobre y cinc (en proporciones variables) y otros tipos de metales en pequeñas cantidades, ya que resiste muy bien la oxidación. Normalmente el latón suele tener entre un 65% y un 75 % de cobre, y posee un color amarillo brillante (muy parecido al oro). Es utilizado también para fabricar lengüetas sonoras para armonios, acordeones y registros de lengüetería para órganos musicales. El latón también tiene una propiedad muy interesante: es antimicrobiano. Asimismo, para la fabricación de trompetas, trompas, trombones y tubas se utiliza también la alpaca (mezcla de cobre, cinc y níquel) y el monel (níquel, cobre, hierro y magnesio) que se suele emplear sobre todo para los pistones. La alpaca (llamada en algunos sitios plata alemana o metal blanco) se utiliza igualmente para las llaves de los instrumentos musicales de viento madera, como oboes, clarinetes, etc. Por su parte, el monel aguanta muy bien el efecto corrosivo de la saliva, por lo que se emplea para fabricar los pistones de los fliscornos, trompetas, cornetines de pistones, trompetas píccolo, etc.

 Existen básicamente dos tipos de trompetas por lo que respecta al acabado externo: las plateadas (baño de plata) y las lacadas (doradas). Las que tienen un baño de plata duran más que las lacadas, pero hay que limpiarlas más a menudo y cuestan, por regla general, más dinero. El sonido de una trompeta lacada suele ser más suave y menos brillante (aunque no siempre, claro), mientras que las trompetas bañadas en plata tienen un sonido más incisivo, metálico y brillante. Existen también en el mercado trompetas niqueladas. El níquel  tiene un sonido parecido (aunque no exactamente igual) al de las trompetas plateadas, cuestan menos dinero y son fáciles de mantener, pero el problema que se presenta con cierta frecuencia es que algunas personas son alérgicas a este metal.

 Por lo que respecta a la campana (además de las aleaciones como el latón, la alpaca y el monel), también las hay hechas con plata maciza (con un sonido muy brillante), bronce  e  incluso de cristal. El material con el que esté hecha la campana  influirá en la sonoridad de la trompeta.

La aleación con la que está fabricado el tudel no influye decisivamente en la sonoridad del instrumento. Es conveniente y recomendable tener uno de latón con cobre extra (mayor cantidad de cobre) ya que es más resistente al efecto corrosivo de la saliva.

 Los pistones suelen estar fabricados en una aleación bastante resistente y dura como es el monel, mencionado anteriormente. El resultado es el de un pistón que durará casi toda la vida.

 Otro aspecto importante es el peso de las diferentes trompetas. Las más pesadas (más cantidad y calidad por lo que respecta a la aleación de metales) suelen tener un sonido más “gordo”, grueso y rico, pero también son más difíciles de tocar y dominar por parte del ejecutante. Las trompetas menos pesadas son más fáciles de tocar, tienden a tener un sonido más “ligero” y menos rico y, por regla general, cuando se toca con mucha potencia, el sonido  puede llegar a distorsionarse.

  Diversas marcas de trompeta como Monette, Courtois, Calicchio y Cuesnon diseñan algunos modelos pesados, mucho más caros que las habituales (ciertos fliscornos o trompetas pueden llegar a costar más de 12.000 euros), que pesan casi el doble que los instrumentos usuales, con campanas de doble pared y tubos gruesos. La sonoridad es mucho más rica, aunque hay que tener una técnica instrumental muy grande y un exigente estudio diario. 

 Por lo que respecta a las boquillas, éstas suelen estar hechas también de latón. Las hay, además, de madera de boj, peral y ébano. El resultado sonoro es muy parecido al que se puede obtener con las boquillas metálicas, aunque quizá un poco menos brillante. Eso sí, en invierno, a diferencia de las metálicas, son cálidas al contacto con los labios.

 Por último decir que, para fabricar distintos tipos de instrumentos de viento-metal, se ha experimentado en los últimos años con otros tipos de materiales como el vidrio, el  plástico y la madera,  con resultados poco satisfactorios.


BIBLIOGRAFÍA

MICHELS, U. (2003). Atlas de la música (Volumen 1). Madrid:Alianza.
MILLÁN, A. (1986). La trompeta. Murcia: Mater Música.
MILLÁN, A. (1991). La trompeta: historia y técnica. Murcia: Mater Música.
PHILIP,  B. (1966). The trumpet and trombone. London: Graz.


miércoles, 15 de mayo de 2013

Lógica y pensamiento II






1) Roberto y Felipe.

 Roberto, con 33 años, es hoy exactamente tres veces mayor de lo que era Felipe cuando Roberto tenía la edad que hoy tiene Felipe.

¿Cuánto años tiene Felipe?




el-arte-de-la-degustacion-de-los-vinos-el-portal-del-chacinado



2) Cucharadas y los vasos de vino.

 Extráigase de una vaso de vino tinto un cucharada llena y vacíese ésta en otro vaso que tiene la misma cantidad pero de vino blanco. Revolver bien la mezcla resultante; extraer una cucharada de dicha mezcla y verterla, otra vez, pero en el vaso de vino tinto.
Después de hacer esto, ¿hay más vino tinto en el vaso de vino blanco o más vino blanco en el vaso del vino tinto?



numeros de una cuenta bancaria


3) De cinco cifras.

¿Cuál es el guarismo más bajo de 5 números cuyo cifra de las decenas sea el doble que las de las unidades de millar?
Intercambiando las cifras de las centenas y de las unidades no se altera el número buscado.





Los resultados:


1) Roberto y Felipe. 
Si Roberto, con 33 años, es hoy 3 veces mayor de lo que era Felipe, entonces éste debía tener en aquel momento 11 años. En aquella época, Roberto tenía la misma edad que tiene Felipe ahora. Para averiguar la solución, basta con buscar la mitad entre las edades de 11 y 33 años. Por lo tanto, Felipe tiene hoy en día 22 años.

2) Cucharadas y los vasos de vino.
Podríamos suponer que hay más vino tinto en el vaso de vino blanco que vino blanco en el vaso de vino tinto. Y es que en la segunda acción sólo se vertió vino blanco mezclado en el vaso de vino tinto, mientras que, por el contrario, en la primera acción se vertió vino tinto puro en el vaso de vino blanco. Esta suposición es sin duda muy natural, pero falsa, puesto que las proporciones de las mezclas en las dos acciones se refieren a diferentes masas en los vasos. En ambos vasos hay la misma cantidad de líquido, tanto antes como después de las dos acciones. Lo que falta de vino tinto en el vaso de vino tinto después de la primera operación está, por tanto,  en el vaso de vino blanco. Por esta razón allí tiene que faltar la misma cantidad de vino blanco, que como es lógico, tras la operación deberá encontrarse en el vaso de vino tinto.
Dicho en otras palabras: lo que falta en un vaso del contenido originario es restituido por el líquido del otro vaso, y viceversa. Aunque parezca increíble, la porción de vino tinto  que está en el vaso de vino blanco corresponde exactamente con la porción de vino blanco que está en el vaso de vino tinto.

3) De cinco cifras.
El número que buscamos es el 11.020

jueves, 9 de mayo de 2013

Lógica y pensamiento.



 Para que nuestra mente no se anquilose, aquí van tres cuestiones, fáciles, que debemos resolver; mis alumnos (10-11 años) las han resuelto.


1) GEMELAS


 Lo único que se sabe de las gemelas llamadas Juana y María es que Juana siempre miente y  María siempre dice la verdad.

 ¿Con qué pregunta, dirigida a una de las dos chicas, podríamos comprobar quién de las dos es Juana y quién es María? 









2) PESO CORPORAL.


Dos hombres, Pep y Sergi, se encuentran sentados en un bar. Y el primero le dice al segundo:

 -Peso 70 kilos y la mitad de mi peso.

¿Cuánto pesa en total Pep?






3) PROBLEMA DE CORTE.




 Una tarta debe ser repartida entre dos niños. Cada niño presta especial atención a que su trozo de tarta no sea más pequeño que el del otro niño. ¿Cómo debe ser cortada la tarta de forma que cada niño crea haber recibido la mitad de ella?








-Solución (cuestión 1): se puede hacer una pregunta muy sencilla con la que daremos enseguida con las identidades de las gemelas: ¿Hace sol?

-Solución (cuestión 2): si Pep pesa 70 kilos y la mitad de su peso, entonces los 70 kilos representan la otra mitad del peso, por lo que Pep pesa 140 kilos.

- Solución (cuestión 3): a un niño se le deja cortar la tarta, mientras que al otro se le deja escoger la mitad. Sin embargo, para que el niño que corta la tarta se esmere en hacerlo de la forma más justa, debe saber que el otro es el primero que elige.