miércoles, 21 de diciembre de 2011

El hobbit, un magnífico libro para todos los públicos


                         

                                           

   El hobbit, de J. R. R. Tolkien (1892-1973), es en esencia un viaje lleno de numerosas dificultades. Bilbo Bolsón, el protagonista, y un grupo de enanos se dirigen hacia una montaña donde un malvado dragón, Smaug,  guarda un tesoro que robó a los antepasados de los enanos hace mucho tiempo. Pero el camino está lleno de peligros, y no será nada fácil recuperarlo. 
   Buenos y malos se encontrarán inmersos en una gran batalla, y todo por conseguir el preciado tesoro del que tiempo atrás se apoderara indebidamente el astuto dragón. 
   En Bilbo Bolsón podemos observar una mezcla de valentía, inteligencia, ingenio, honradez, bondad, cordura y bonhomía. 
   En esta magnífica obra se empieza a entrever una de las ideas centrales de la trilogía de El señor de los anillos, ligadas al anillo y a los tesoros que generan tanta desgracia y sufrimiento. Únicamente la sabiduría y el valor de Bilbo Bolsón harán que el final no sea desastroso.
   El hobbit es una de las primeras novelas de género fantástico, con la capacidad de crear todo un mundo poblado por personajes fabulosos de distinta índole: unos bondadosos, otros terribles, todos ellos con el telón de fondo de una lucha entre el bien y el mal, propiciada por un tesoro y la codicia.
   El libro nos muestra un mundo imaginario, legendario, coherente, rico en personajes y en mitología. Es una metáfora de nuestro tiempo, con seres paradigmáticos, como el propio Bilbo Bolsón o el mago Gandalf.
   A lo largo de las páginas de El hobbit, observamos viajes, aventuras y periplos que acaban dejando huella en los propios personajes. Son caminos de crecimiento y maduración personal, tanto si se enfrentan a monstruos terribles como a la cruda realidad.
    El hobbit es un excelente libro que puede ser leído por los más jóvenes, a partir de 10 años, y por los adultos. Todos ellos encontrarán emoción, aventura, misterio y superación personal en muchos de los personajes.



                   

   

                         
                                      John Ronald Reuel Tolkien


No hay comentarios:

Publicar un comentario